No todo el mundo ha tenido la oportunidad de estudiar. Si ese no es tu caso,

escribe bien, hijo de puta.v0.1 beta

Leyenda
  • Uso poco común
  • Uso incorrecto
  • Consejo de uso

  • Información avanzada

  • Ejemplo de uso

haber

El más importante de los verbos auxiliares en su forma infinitiva. También es un nombre masculino.

Sugiere existencia.

Como verbo:

Múltiples acepciones, pero aquí nos interesan las más comunes y usadas en infinitivo:

  • Existir, estar:

    ¿Puede haber algo mejor?

    Tiene que haber una llave ahí.

  • Suceder, ocurrir, efectuarse algo:

    ¡Haber llegado antes!

    Haber estudiado.

    Hoy puede haber espectáculo.

Como nombre masculino:

  • Conjunto de bienes o atribuciones de una persona:

    Tiene varios trofeos en su haber.

a ver

Expresión formada por la preposición a más el infinitivo del verbo ver.

Cuando puede reemplazarse por vamos a ver o veamos, usar a ver.
  • Para pedir algo que se quiere reconocer o ver. Como sinónimo de veamos:

    —Tengo un tatuaje. —A ver

    Vamos a ver los resultados.

  • Seguido de si (a ver si), denota curiosidad, expectación o interés, temor, sospecha, deseo o mandato:

    A ver si me voy a perder.

    A ver si hay suerte.

ahí

Adverbio de lugar.

Refiere un lugar o dirección.

  • En ese lugar, a ese lugar:

    Hemos quedado ahí.

    Tú ve ahí y espera.

  • En esto, en eso.

    Ahí está el fallo.

    Precedido de por (por ahí) tiene el significado de por lugares no lejanos o por lugares indeterminados:

    Me voy por ahí.

    Por ahí dicen cosas sobre ti.

ay

Interjección.

  • Para expresar muchos y muy diversos movimientos del ánimo, y más ordinariamente aflicción o dolor. Suele usarse en forma exclamativa:

    ¡Ay! ¡Qué dolor!

hay

Forma IMPERSONAL del verbo haber. Concretamente la tercera persona singular del presente de indicativo.

Sugiere existencia.

  • Celebrarse, efectuarse:

    Hoy hay reunión.

  • Ser necesario o conveniente aquello que expresa el verbo o cláusula que sigue:

    Hay que esperar.

  • Estar realmente en alguna parte:

    Hay una persona en la sala.

    Hay un euro en el bote.

  • Hallarse o existir real o figuradamente:

    Hay gente para todo.

    Hay razones para ello.

  • Se utiliza para formar diferentes locuciones verbales que empiezan por no:

    No hay de qué; no hay más que ...; no hay por dónde ...


Ahí hay un hombre que dice ¡ay!
#a, #ha, #ah
a

Preposición.

Es muy probable que se trate de esta forma si NO aparece acompañada de un verbo en forma de participio (normalmente terminan en -ado, -ido) ni se trata de una muestra de sorpresa (¡Ah!)

Muchísimos usos. Si tienes curiosidad, pulsa aquí para verlos.

Extracto del DRAE:

  1. Precede a determinados complementos verbales, como el complemento indirecto y el complemento directo cuando este es de persona determinada o está personificado de algún modo:

    Envió una postal a su madre.

    El perro persigue a un gato.

  2. Precede al infinitivo regido por un verbo que indica el comienzo, aprendizaje, intento, logro, mantenimiento o finalidad de la acción:

    Empezar a escribir.

    Enseñar a contar.

    Vamos a cantar.

  3. Precede al complemento de nombres y verbos de percepción y sensación, para precisar la sensación correspondiente:

    Sabe a fresa.

    Suena a Mozart.

  4. Precede al complemento nominal o verbal que es régimen de ciertos verbos:

    Jugar a las cartas

  5. Precede al complemento de algunos adjetivos:

    Dañino a la vista.

  6. Indica la dirección que lleva o el término a que se encamina alguien o algo:

    Vamos a Nueva York.

    Esta carta va dirigida a ti.

  7. Precisa el lugar o tiempo en que sucede algo:

    Firmaré a la noche.

  8. Indica la situación de alguien o algo:

    A la derecha del alcalde.

    A occidente.

  9. Designa el intervalo de lugar o de tiempo que media entre una cosa y otra:

    De calle a calle.

    De once a doce del día.

  10. Denota el modo de la acción:

    A pie.

    A caballo.

    A golpes.

  11. Precede a la designación del precio de las cosas:

    A doce euros el kilo.

  12. Indica distribución o cuenta proporcional:

    Dos a dos.

    A tres por ciento.

  13. Ante infinitivo, en expresiones de sentido condicional, equivale a la conjunción si con indicativo o subjuntivo:

    A decir verdad.

  14. Con valor de ante, con, hacia, hasta, junto a, para, por, según:

    A la vista.

    Quien a hierro mata, a hierro muere.

    Se fue a ellos como un león.

    Pasó el río con el agua a la cintura.

    A la orilla del mar.

    A beneficio del público.

    A instancias mías.

    A la moda.

  15. Da principio a muchas locuciones adverbiales:

    A oscuras.

    A tocateja.

  16. Precede a la conjunción que en fórmulas interrogativas con una idea implícita de apuesta o desafío:

    ¡A que no hay huevos!

    ¿A que no lo sabes?

ha

Forma del verbo haber. Concretamente la tercera persona singular del presente de indicativo (él ha).

Aparece acompañado de un verbo en forma de participio (normalmente terminan en -ado, -ido). Ojo con los participios irregulares: ha hecho, ha visto.

  • Para construir la tercera persona singular (él, ella, ello) del pasado perfecto compuesto.

    Parece que ha llovido.

    ¿Ha llegado esta mañana?

ah

Interjección.

  • Denota sorpresa, admiración o sentimientos similares.

    ¡Ah, caramba!

    Ah, ¿sí?

    —Dijimos a las doce. —¡Ah!

por qué

Locución adverbial formada por la preposición por más el pronombre interrogativo o exclamativo qué.

Introduce una pregunta o una expresión con carácter interrogativo o exclamativo.

  • Introduce oraciones INTERROGATIVAS y EXCLAMATIVAS directas e indirectas:

    ¿Por qué te fuiste?

    No sé por qué te enfadas.

    ¡Por qué cosas te preocupas!

por que

Locución conjuntiva causal o final formada por la preposición por más el pronombre relativo O la conjunción subordinante que.

Con que funcionando como pronombre relativo:

  • Por el cual, por la cual, por lo cuales o por las cuales:

    Desconozco el motivo por que me mentiste.

Con que funcionando como conjunción:

  • No tiene un valor causal. La preposición por viene exigida por el verbo (decantarse por, inclinarse por, apostar por, preocuparse por, etc.):

    Me decanto por que salgamos mañana.

    Apostamos por que ganará nuestro equipo.

porque

Conjunción causal o final.

Introduce una respuesta o explicación.

  • Introduce oraciones subordinadas que expresan CAUSA. Se puede reemplazar por ya que o puesto que:

    Me quedo en casa porque hace frío.

  • Encabeza las respuestas a las preguntas introducidas con por qué:

    —¿Por qué no vienes? —Porque hace frío.

  • Como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo, equivale a para qué:

    Hizo cuanto pudo porque se viniera.

    En este último caso también es correcto utilizar la forma separada por que, aunque se prefiere la forma anterior:

    Hizo cuanto pudo por que se viniera.

porqué

Nombre masculino.

  • Causa, razón o motivo:

    Me gustaría saber el porqué.

sino

Conjunción. También puede ser un nombre masculino.

  • No utilizar NUNCA para INICIAR una oración.
  • Se utiliza tras una cláusula negativa.

Como conjunción adversativa:

  • Introduce una afirmación contrapuesta a la negación anterior. Se puede reemplazar por pero sí:

    No es mi cupla, sino la tuya.

    No viene, sino que se va.

  • En correlación con no sólo o no solamente, añade uno o varios miembros a la cláusula anterior y suele ir acompañada del adverbio también:

    No sólo es posible, sino también necesario.

  • Puede introducir una excepción a lo negado anteriormente y reemplazarse por otra cosa que:

    No te pido sino que me escuches.

    En dos casos excepcionales no se necesita una oración negativa anterior. Pero esto ya es más jodido. Si aun así estás interesado, sigue leyendo bajo tu responsabilidad.

  • Cuando introduce la respuesta evidente DENTRO de una pregunta retórica, tras un pronombre o adverbio interrogativo.

    ¿Quién, sino Marta, es capaz de esto?

    ¿A dónde, sino a tu casa, vamos ir?

    Cuando se elude la respuesta evidente o aparece el verbo ser, se utiliza la forma separada si no:

    ¿A dónde si no es a su casa podían llevarle?

    ¿A dónde, si no, podían llevarle?

Como nombre masculino:

  • Destino, fatalidad, hado, pero en un registro culto que jamás vas a utilizar.

si no

Locución conjuntiva formada por la conjunción si y el adverbio no.

Entre si y no pueden intercalarse palabras: si [tú] no vienes / si [ellos] no dejan / por si [el regalo] no te gusta / saber si [el tren] no tardaría / ¡si [yo] no he hecho nada!

  • Condicional. Si no aparece en las oraciones condicionales subordinadas que expresan una condición NEGATIVA para que se cumpla lo expresado en la oracion principal:

    Si no vienes, nos quedamos en casa.

    Tendrán problemas si no dejan de fumar

  • En PREGUNTAS RETÓRICAS, cuando aparece explícito el verbo afectado por no o se omite el sintagma que supone la respuesta:

    ¿Quién, si no eres tú, va a quererme?

    ¿Cuándo, si no [...], quieres quedar?

    Pero mucho ojo: en preguntas retóricas donde SE OMITE EL VERBO afectado por no y APARECE un sintagma que da RESPUESTA A LA PREGUNTA, se utiliza sino:

    ¿Quién, sino tú, va a quererme?

    ¿Cuándo, sino mañana, quieres quedar?

  • Introduce oraciones INTERROGATIVAS INDIRECTAS:

    Estoy preocupado por si no te gusta.

    Quería saber si no tardaría.

  • Inicia oraciones independientes con carácter EXCLAMATIVO o ENFÁTICO:

    ¿Expulsado? ¡Si no he hecho nada!

  • Valor CONCESIVO:

    Puede reemplazarse por aunque no.

    Mariano es, si no tonto, sí increíblemente inútil e incompetente.

sobre todo

Locución adverbial formada por la preposición sobre más el nombre masculino todo.

Utiliza SIEMPRE sobre todo separado y olvídate.

  • Principalmente, especialmente.

sobretodo

Nombre masculino.

  • Es una prenda de vestir. Probablemente no necesites utilizar esta palabra en tu puta vida, salvo que quieras dártelas de listillo.

o sea

Locución explicativa formada por la proposición coordenada disyuntiva o más el verbo ser en tercera persona singular del presente del subjuntivo.

O sea SIEMPRE separado. Así, sin pensar. No le des más vueltas. En el lenguaje escrito utiliza, si es posible, es decir.

  • Es decir.

osea

Una forma del verbo osear. La tercera persona singular del presente de indicativo.

¿Que no sabes qué significa osear? Osear significa espantar las aves domésticas y la caza. En el siglo XXI puedes vivir y morir sin la necesidad de saber esto, así que deja de escribir osea junto, cabronazo.

Aunque si lo tuyo no son los acentos tal vez estés queriendo referirte a ósea, perteneciente o relativa a los huesos:

Es una afección de la médula ósea.

hostia

Nombre femenino.

Hostia SIEMPRE con hache.

  • La sagrada forma.

  • Y muchas más acepciones y usos que seguro conoces.

ostia

Nombre femenino.

  • Ostra. Sí, el molusco de las perlas.

  • Según el DRAE también significa persona retraída, misántropo. ¿Quień lo diría, eh?

#si

Adverbio, pronombre personal o nombre masculino.

Afirmación o pronombre personal reflexivo de tercera persona (él): Para sí mismo.

si

Conjunción.

Uso del infinitivo como imperativo en la segunda persona plural (vosotros).

Recomendarme alguna película. Recomendadme alguna película.
¡Callar! ¡Callad!
¡Callarse! ¡Callaos!
Callaros Callaos
¡Venir aquí! ¡Venid aquí!
¡Si me queréis, irse! ¡Si me queréis, idos!
Ir al supermercado y comprar pan Id al supermercado y comprad pan

El imperativo para la segunda persona plural (vosotros) se forma reemplazando la -r del infinitivo por -d: apostar → apostad.

Si se desea añadir como sufijo el pronombre personal -os, la -d se pierde: apostad → apostaos. Salvo en el caso del verbo ir, donde la -d se mantiene: iros → idos.

Si el verbo es reflexivo (afeitarse) o pronominal (irse), se prescinde del pronombre -se y se sigue la norma: afeitarse → afeitaos, irse → idos.

El infinitivo es una forma no personal del verbo y la que le da nombre. En español puede terminar en -ar, -er o -ir. El infinitivo comparte características propias de un sustantivo. No distingue persona, número ni tiempo y sugiere la idea de acción como noción general, sin especificar las circunstancias de su realización particular (cómo, cuándo, qué o quién).

Así, es posible su uso imperativo en los casos en que otro verbo especifique la circunstancia:

Haced (vosotros) el favor de callar.

Trata (tú) de no molestar.

O cuando la orden no va dirigida a ningún interlocutor concreto, en cuyo caso, además de mandato, puede tomar el sentido de modo de uso, instrucción o guía:

No fumar; tirar; empujar; introducir la moneda y seleccionar la opción deseada.

Un letrero en una puerta no debería tutear ni dar órdenes a nadie. Por este motivo es una garrulada indicar la acción para abrir la puerta con las formas, de más a menos garrula: EMPUJA, EMPUJAD, EMPUJEN, EMPUJE.

Terminaciones en -s de la segunda persona singular (tú) del pasado perfecto simple.

Tú jugastes Tú jugaste
Me llamastes Me llamaste
Vinistes aquí Viniste aquí
¿Vistes eso? ¿viste eso?

Esto no tiene mayor secreto. Echa un vistazo a los ejemplos y recuerda que la segunda persona singular (tú) del pasado perfecto simple NO TERMINA EN -s, sino en -e.

Frases hechas y expresiones comunes incorrectas.

A voz de pronto A bote pronto
A unas malas Aún a malas
Aun y así Aun así
En breves En breve
Ni que lo digas Y que lo digas
Ojalá y ... Ojalá ...
La flor innata La flor y nata

Junto / separado.

Esque Es que
Enserio En serio
Sobretodo Sobre todo
Mientrastanto Mientras tanto
Almenos Al menos
Deacuerdo De acuerdo
Porfavor Por favor
Porsupuesto Por supuesto

Abuso de los puntos suspensivos.

Muy pronto.

Abuso de los paréntesis.

Muy pronto.

Atención a las sinalefas y elisiones.

Muy pronto.

Si quieres comentar algo, informarme de algún error o, simplemente, llamarme gilipollas, aquí puedes hacerlo. ¡Gracias!